¿Cuáles son las normas que hay que seguir al aparcar?

Índice:

Definición de aparcar

El término “aparcar” tiene la misma definición que “estacionar”. Estas dos palabras se suelen usar indistintamente, aunque te parecerá más normal o común decir que vas a aparcar en vez de estacionar. El término oficial, presente en el examen teórico de la DGT y en toda la normativa de seguridad vial es estacionar.

Un estacionamiento o aparcamiento es cualquier inmovilización voluntaria del vehículo que dure más de dos minutos. Inmovilizar el vehículo significa que el vehículo no está en circulación.

Esto es distinto de una parada porque una parada es una inmovilización de menos de dos minutos en la que no siempre se abandona el vehículo. Es decir, una parada es más corta que un estacionamiento.

Por lo tanto, cuando estaciones o aparques tu coche, lo estarás inmovilizando por más de dos minutos y bajándote de él, lógicamente dejándolo apagado y en un sitio donde esté permitido aparcar, como en un parking o una calle con zona señalizada.

Normas al aparcar

Como ya hemos comentado, aparcar tu vehículo es dejarlo inmovilizado y correctamente apagado y colocado en un sitio donde aparcar no esté prohibido dejarlo. Para aparcar bien, hay que seguir una serie de pasos y normas. Así evitarás obstaculizar la circulación o acabar pagando multas por dejarlo aparcado como no debes.

Por eso, a la hora de estacionar el vehículo lo primero que debes hacer es señalizar la maniobra. Esto quiere decir que si estás, por ejemplo, en un parking o una carretera donde se pueda aparcar, y vas a estacionar tu coche en un hueco libre a la derecha, deberás poner el intermitente derecho para avisar al resto de conductores de tu intención.

Una vez hayas señalizado la maniobra tienes que asegurarte de aparcar dentro del espacio correspondiente. Si estás en un parking y hay líneas marcando cada hueco, tienes que aparcar entre ellas, para respetar a cualquier conductor que quiera aparcar en los espacios contiguos.

Y si aparcas en una calzada con marcas viales, es decir, señales pintadas en el suelo, señalizando cada espacio tendrás que asegurarte de que lo haces dentro de estas y sin estorbar la circulación.

Cuando ya hayas aparcado exitosamente y vayas a salir de tu coche, debes asegurarte de que lo has apagado y cerrado correctamente, para evitar que cualquier otra persona pueda acceder a él.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Dónde se puede aparcar

Es muy importante seguir todas las normas descritas y asegurarte de que no estás estacionando en un sitio prohibido. 

Los lugares donde esté prohibido aparcar los puedes identificar por las marcas en el suelo, por las señales de prohibido estacionar o porque no haya ningún otro vehículo aparcado.

Aparcar donde no te corresponde puede resultar en que lleves una multa y tengas que pagar esa sanción en euros. Por razones de movilidad, los lugares donde no se puede aparcar siempre estarán bien marcados o establecidos, ya sea con horarios específicos establecidos por la ordenanza municipal correspondiente o con señales de tráfico.

Eso sí, debes tener en cuenta que cada ciudad puede tener sus horarios o indicaciones específicas para los vehículos a la hora de aparcar. El horario en zonas en el centro de Madrid puede ser distinto al de Toledo, y las zonas donde normalmente se puede aparcar en Sevilla puede que sean distintas a donde se puede aparcar en Granada.

Por eso, lo mejor es fijarse en las zonas y horarios establecidos en cada ciudad. En muchos mapas online podrás encontrar información sobre dónde hay parkings públicos y qué horarios y tarifas tienen.

Parking con espacios delimitados.