Carga del vehículo

Cuando un conductor tiene dudas sobre la carga que puede llevar su vehículo, la tarjeta de circulación puede ser de gran ayuda para despejar las mismas. En este documento aparecerán datos como la masa máxima autorizada, el número de pasajeros que un vehículo puede transportar, la masa remolcable e incluso la masa máxima por eje.

Toda esta información debe respetarse en todos los casos, y es que cargar un vehículo por encima de sus posibilidades es una acción de riesgo que podría entorpecer la marcha y dificultar sobremanera la maniobrabilidad del mismo provocando situaciones de riesgo en la circulación.

Resumen:

Vehículo con carga en el maletero

Colocación de la carga

Uno de los aspectos fundamentales cuando se va a cargar un vehículo es saber cómo se debe colocar esta para que no ocasione problemas en la conducción. En la medida de lo posible, la carga deberá ir siempre en el interior del vehículo y no sobresalir del mismo. De igual forma, se debe tener presente que la carga no debe obstaculizar ningún dispositivo de señalización como las luces de freno o los intermitentes, ya que ello supondría un riesgo durante la marcha.

También es importante tener en cuenta que bajo ningún concepto la carga puede arrastrar por la calzada. Esto se debe tener en cuenta junto con la posibilidad de que la carga llegue a desestabilizar la marcha del vehículo. La situación anterior puede ser fruto de una mala colocación, por lo que siempre hay que cargar pensando en la estabilidad y buscando la centralidad del vehículo.

No obstante, hay ocasiones en las que los objetos a transportar tendrán que sobresalir del vehículo. Las autoridades de tráfico imponen límites en este sentido que hay que tener en cuenta. Para los turismos y vehículos no profesionales, la carga podrá sobresalir no más de un 10% del largo del modelo y tan solo 0,40 metros por cada lado.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Señalizar la carga

Cuando la carga que transporte un vehículo sobresalga de los límites del mismo, esta deberá ser señalizada en los casos en los que la DGT considera que es obligatorio. Hay que señalar que los vehículos que midan menos de 1 metros de ancho, como sucede con las motocicletas, la carga no deberá señalizarse.

En los demás, es posible evitar la señalización si lo que se ha cargado solo sobresale por la parte delantera del vehículo y se circula de día. Si se hace de noche, habrá que colocar una luz blanca homologada para que el resto de los conductores puedan advertir la presencia de la carga en el vehículo.

Si el exceso se produce en la zona trasera, habrá que señalizarlo con un panel de líneas blancas y rojas diagonales justo donde acabe lo que se haya cargado. Durante la noche, este panel deberá ir acompañado de una luz roja para aumentar su visibilidad en la carretera.

Hay un añadido a todo esto en el caso de que la carga sea de tipo peligroso. Los vehículos que tengan permitido transportar estas mercancías deberán incorporar dos paneles de color naranja en la zona trasera. Estos irán acompañados de una numeración que indica el tipo de carga peligrosa que se lleva, aunque también pueden ir sin número alguno.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !