¿Cómo se conduce por la noche?

Conducir por la noche conlleva más riesgo que conducir durante el día, debido a la reducción de visibilidad, el aumento del sueño y el deslumbramiento, etc. Por eso, la seguridad disminuye y el peligro aumenta si no se toman una serie de precauciones a la hora de conducir de noche.

Índice:

Vehículo circulando por la noche.

Dificultades al conducir de noche

Como hemos comentado, al conducir de noche la visibilidad disminuye debido a la reducción de luz. Debido a esto, la agudeza visual del conductor se reduce y su campo de visión también. A su vez, la visión se vuelve más borrosa y la capacidad de reacción disminuye porque se tarda más en ver la vía y los obstáculos que te puedas encontrar.

Todo esto favorece la aparición de la somnolencia y hace que la distancia con otros vehículos disminuya. Por eso, si te vas a poner al volante de noche, tendrás que tener en cuenta los siguientes consejos y saber qué luces encender obligatoriamente.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Consejos para conducir de noche

  1. Encender las luces correspondientes. 

El alumbrado del vehículo tiene la función de que el conductor vea y sea visto. Nunca se podrá circular por la noche sin las luces correspondientes encendidas. En los coches, y en el resto de vehículos que las tengan como obligatorias, como mínimo habrá que llevar las luces de posición y de corto alcance encendidas. Pero dependiendo de las condiciones meteorológicas y la visibilidad, habrá que también llevar otras luces prendidas entre la puesta y la salida del sol, como las largas, siempre sin deslumbrar a otros usuarios.

  1. No llevar demasiada luz en el habitáculo del coche. 

En el interior del vehículo no podrás llevar otra luz menos que la del tablero de instrumentos y otros elementos como la radio. Llevar la luz interior encendida en el vehículo puede deslumbrar al resto de conductores y causar un peligro.

  1. Guíate por la carretera y no por las luces de otros vehículos. 

Aunque tener un vehículo delante de ti puede servirte para ver la carretera con mayor claridad, no te puedes guiar solo por sus luces, porque la vía puede tener curvas o cambios de nivel. Así que tendrás que estar pendiente de las señales y los elementos de balizamiento retrorreflectantes que pueda haber en la carretera para ver el trazado de la vía.

  1. Mantener la distancia de seguridad correspondiente. 

Incluso con más importancia que en una situación que se circule de día por la reducida visibilidad, tendrás que asegurarte de mantener una buena distancia de seguridad con el vehículo que te precede para evitar darte en caso de frenada.

  1. En relación con el punto anterior y atendiendo a la norma, tendrás que respetar los límites de velocidad para una circulación segura y con anticipación.
  2. Observa bien a través de los espejos. 

Haz una buena observación de la vía y tu entorno usando los espejos retrovisores. Y asegúrate de tenerlos, junto a los faros, bien reglados.

  1. Descansa con más frecuencia. 

Como hemos comentado antes, la visibilidad reducida contribuye a que aparezca la somnolencia con más facilidad, la cual hace que tus movimientos y capacidad de reacción sean más lentos. Así que descansa cuando veas aparecer sus síntomas.