¿Cuáles son las restricciones para un conductor novel?

Una vez que se obtiene el carnet de conducir, pongamos como ejemplo la licencia B por ser la más común, los conductores no obtienen directamente el estatus general, sino que tienen que pasar por una etapa en la que se les reconocerá como conductores nóveles.

Esta condición, que dura exactamente un año, está sujeta a numerosas limitaciones para que aquellos que se están iniciando en la conducción puedan circular de una forma más segura.

Índice:

Conductora novela en el coche

¿Qué es un conductor novel?

Según la ley de tráfico, se entiende por conductor novel aquel que tiene menos de un año de antigüedad en su licencia de conducir. Sin embargo, esta definición legal deja de lado muchas cosas que se hacen explícitas en otras normas y que son las que realmente nos dan idea de lo que esconde el concepto de conductor novel.

Por ejemplo, las reglamentaciones que se disponen para este tipo de conductores están encaminadas a que éstos aumenten de forma significativa las medidas de precaución a la hora de circular. Con ello se busca conseguir que los novatos en la carretera adquieran experiencia a los mandos del vehículo dentro de unas condiciones favorables para ello.

Es por esto que, como veremos, a los conductores noveles se les restringe la velocidad a la que pueden circular y tienen que atenerse a una tasa de alcoholemia más baja que la que ostentan los conductores que han superado esta fase.

Asimismo, estos conductores tienen que identificarse en la vía. Esto se hace con una L blanca sobre fondo verde que irá colocada en la luna trasera del vehículo. Con este distintivo, cualquier usuario de la vía o los agentes de tráfico sabrán que están ante un conductor que tiene condiciones especiales a la hora de circular.

formación de conducción
Teórico
online gratuito

Restricciones para los conductores noveles

Como ya hemos dicho, lo primero que deben hacer estos conductores es colocar la señal L de color verde en la parte trasera del vehículo para que todos los conductores puedan identificar fácilmente su situación. Esto es obligatorio y, de no hacerlo, los conductores se exponen a una posible sanción.

En cuanto a los puntos del carnet, el conductor novel recibe de inicio 8 puntos en lugar de los 12, a los que es posible llegar si no se comete ninguna infracción resultante en una sanción por parte de las autoridades de tráfico. El conductor recibirá el saldo definitivo de 12 puntos cuando supere el primer año de carnet y abandone el estado de novel.

La tasa de alcoholemia es algo importante también para este tipo de conductores. Los noveles tendrán que respetar un máximo de 0,15 mg por litro espirado en lugar de los 0,30 mg que pueden alcanzar el resto de conductores. Es más, en caso de superar el límite impuesto para los conductores con una antigüedad menor a 1 año de carnet, las sanciones serán más duras que para el resto de los usuarios de la vía.

Por último, queda hablar de la velocidad. Hasta no hace tanto, un conductor novel no podía superar los 80 km/h de ninguna forma. Sin embargo, esta restricción desapareció en 2011, por lo que actualmente no hay ningún límite al respecto más allá del propio que marque cada vía por la que se circule.