¿Cuáles son las maniobras de la circulación?

Una maniobra en la circulación es cualquier alteración en la progresión normal de la vía que puede resultar en que los usuarios estén en situación de riesgo. Por eso, es muy importante conocer qué supone cada tipo de maniobra y cómo se realiza.

Índice:

Cambiar de carril

De las maniobras más habituales y básicas de la circulación es la de cambio de carril. Esta maniobra se realiza desplazándose de carril, ya sea a la izquierda o derecha, para seguir una dirección determinada o ir al destino deseado. Lo más importante cuando se cambia de carril es señalizarlo correctamente con los intermitentes después de haber observado la vía con los espejos retrovisores. Siempre habrá que verificar el punto ciego con una observación correcta para evitar cualquier peligro.

Adelantar

El cambio de carril lo tendrás que realizar cuando vayas, entre otras maniobras, a adelantar. Un adelantamiento se basa en sobrepasar a otro vehículo en movimiento que va más lento y circula delante de ti. Es una de las maniobras más comunes de la circulación, y por tanto, hay que saberla realizar con seguridad. Al igual que con el cambio de carril, habrá que observar que se puede hacer sin peligro y señalizarla correctamente, siempre y cuando no vengan vehículos de frente y esté permitido hacerlo.

Maniobra de adelantamiento.

Aparcar

La palabra que te encontrarás en el examen de conducir y en el Reglamento será “estacionar”, pero ambos términos tienen el mismo significado. Se trata de una inmovilización voluntaria que dura más de dos minutos. Cuando estaciones tu coche, te bajarás de él y lo dejarás apagado.

Esta maniobra se puede hacer de varias maneras: en línea, en batería, dentro un garaje… Lo común en cualquier tipo de estacionamiento es que hay que hacer uso de los espejos retrovisores y señalizar la maniobra con los intermitentes y la luz de marcha atrás cuando sea necesario.

Incorporarse a la circulación

Una incorporación a la circulación se podrá hacer desde varias situaciones: cuando estés parado o estacionado y cuando estés saliendo de una vía de acceso o un camino privado. Antes de realizar esta maniobra tendrás que fijarte que está permitida y se pueda hacer sin peligro. Después tendrás que observar que tienes el espacio y tiempo suficiente para incorporarte, señalizar tu intención correctamente con los intermitentes y ejecutar la maniobra sin molestar al resto de usuarios de la vía.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Cambiar de sentido

Cuando se hace un cambio de sentido, se está cambiando el sentido de la marcha en el que se va en la vía. Es decir, se está haciendo un giro de 180º en la calzada. Esta maniobra no está permitida en todos los lugares y situaciones de circulación, así que tienes que conocer bien dónde se puede realizar y dónde está prohibida. Normalmente habrá lugares habilitados para este tipo de maniobras, como glorietas o pasos a nivel. También necesitarás saber hacerla correctamente para evitar situaciones de peligro.

Cambiar de dirección

Cuando haces un giro a la derecha o a la izquierda con tu coche, estás cambiando de dirección. 

Esta maniobra se realiza para abandonar la vía por la que se está circulando e ir por otra distinta, o para salir de ella. Al igual que el cambio de sentido, no se puede hacer en cualquier lugar y habrá lugares especialmente habilitados para hacerla, como raquetas o apartaderos. A parte de señalar el giro con antelación y el intermitente correspondiente, habrá que colocarse lo más cerca posible del borde derecho si se gira a la derecha y no girar a la izquierda si no hay visibilidad.

Girar con el vehículo.