Conducir un vehículo para sacarse el carnet de conducir

Aprender a conducir puede parecer difícil y muy técnico, pero con una buena instrucción y siguiendo las normas, se puede hacer con facilidad. Eso no quiere decir que sea algo que haya que tomarse a la ligera. Hay que tener muy en cuenta las normas de circulación y los pasos que hay seguir para conducir un coche adecuadamente.

Lo más importante que hay que saber antes de empezar las primeras clases de conducir, es que un conductor siempre debe: observar su entorno, vehículo y capacidades, analizarlos y anticiparse. Siguiendo esta regla de tres, aprendiendo la teoría y practicando con constancia, te podrás sacar el carnet de conducir cuando estés [email protected] Aquí puedes conocer como nosotros enseñamos a conducir un coche.

Conductora conduciendo adecuadamente el vehículo. Pasajera de menor de edad en el asiento de atrás.

¿Cómo funciona la conducción?

Desde sus primeras clases de conducción, los candidatos deben esforzarse por asimilar los fundamentos de la conducción lo mejor posible. Aunque pueden experimentar dificultades durante las primeras horas de formación, los conductores en formación progresarán lo suficientemente rápido como para poder adquirir el manejo básico y combinado de los mandos y ajustar su ritmo como los conductores experimentados.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Observar el entorno

La observación del entorno se hace desde el interior de un vehículo y requiere cierta técnica y experiencia. Tener buena visibilidad es esencial, ya que es la base en la que el conductor se fija para realizar sus acciones y maniobras. Es posible distinguir dos niveles de visión, cada uno de los cuales cubre un campo más o menos amplio:

Campo de visión periférico: es el campo de visión más amplio (180° cuando el vehículo está parado), permite al conductor capturar y localizar los movimientos alrededor del vehículo. Una vez que se ha detectado una información o un obstáculo, es este campo el que enviará el mensaje al cerebro para que la visión pueda centrarse en el elemento perturbador.

Campo de visión central: este es el campo de visión más enfocado. Es muy útil para identificar pistas y luego adaptar el comportamiento al volante.

Observar el vehículo

Para poder conducir con seguridad, el vehículo debe estar en buen estado, lo que incluye el buen estado de los neumáticos, los sistemas interiores de funcionamiento, el cuadro de mandos y la buena regulación de sus elementos, como los espejos retrovisores. También debe siempre llevar la documentación, distintivos, luces y placas obligatorias.

Observar el estado del conductor

El conductor tiene que encontrase con las capacidades necesarias para poder conducir. Eso quiere decir que tiene que estar descansado, alerta y en buen estado psicofísico, sin haber tomado drogas ni ingerido alcohol.

Analizar la situación

Para cada situación, el conductor debe estar lúcido y concentrado para poder identificar eficazmente los posibles peligros. El reto de este análisis es también poder caracterizar y clasificar estos riesgos según su peligrosidad e inminencia. Se debe dar una respuesta a cada una de las situaciones de riesgo que puedan surgir tan pronto como el conductor esté a punto de subir al coche.

Para ello, el conductor puede hacerse preguntas bastante simples que le permitirán anticiparse a sus maniobras con facilidad:

  • ¿Parece que el vehículo/peatón está decidido a cruzar?
  • ¿Tiene el usuario prioridad?
  • ¿Respeta los límites de velocidad?
  • ¿Se adapta a la situación?

Anticipar y reaccionar

Si los dos primeros pasos (observación y análisis) se han llevado a cabo correctamente, este último paso no debería ser difícil. Un conductor puede, por lo tanto, actuar de tres maneras:

  1. Puede cambiar su trayectoria (generalmente una maniobra bastante limitada en caso de "sorpresa").
  2. Puede modificar su velocidad (para respetar las distancias de seguridad y anticiparse a situaciones de riesgo).
  3. Puede advertir a otros usuarios de la carretera (usando las luces de advertencia y las bocinas de su vehículo).
coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Situaciones de riesgo

Intersecciones

Estos son los puntos de cruce donde es probable que se encuentren muchos vehículos. Por lo tanto, el conductor siempre debe tener cuidado de observar a los demás usuarios de la vía, pero también debe asegurarse de que puede ser visto en las intersecciones.

Cambios de dirección

En esta situación, el usuario debe asegurarse absolutamente de que el tráfico (delantero y trasero) le permita cambiar de rumbo sin ser un peligro para él mismo y para los demás usuarios. También ten cuidado con los usuarios en el carril bici. En caso de impacto, los ciclistas no suelen estar suficientemente protegidos y pueden sufrir graves consecuencias.

Adelantamiento

Antes de adelantar, el usuario debe asegurarse siempre de que tiene una buena visibilidad hacia delante y que otro usuario no le está adelantando.

¿Cómo se aprende a conducir con seguridad?

La comunicación y la anticipación son las palabras clave para prevenir los riesgos y alejarse de los peligros de la vía. El respeto también es esencial y puede facilitar la vida de todos los usuarios. Otros aspectos de la conducción también tendrán un impacto directo en la seguridad del conductor y los pasajeros, como la carga del vehículo.

¿Cuáles son los mejores elementos para comunicarse en la vía?

  • Los intermitentes: se usan en cualquier cambio de dirección, carril o cuando se adelanta, se detiene, etc.
  • El claxon o bocina: su uso está prohibido en la ciudad, excepto en caso de peligro inminente. Cuando un automovilista usa su bocina, la señal debe ser breve y justificada (peligro, prevención, etc.).
  • Las luces de freno: en caso de desaceleración, el conductor puede usar sus luces de freno para advertir a otros usuarios de la carretera. Por la noche, debe usar las luces de advertencia haciendo una llamada a los faros.
  • Luces de emergencia: se usan para advertir a los usuarios de una situación anormal o peligrosa (vehículo que viaja a muy baja velocidad, desaceleración repentina o inesperada, en caso de avería).

Un turismo circulando por la vía.

Distancia de seguridad

Es muy importante mantener las distancias de seguridad. Este intervalo debe ser de al menos 2 segundos en tiempo seco y más de 2 segundos en condiciones de mal tiempo. Al conducir, la mejor manera de calcular este intervalo es tomar un marcador de carretera y luego contar 2 segundos (diciendo 1101, 1102…). El conductor no debería haber llegado a este marcador antes de terminar su cuenta atrás, y por lo tanto es teóricamente seguro.

En las vías con lluvia, estas distancias se incrementan: alrededor de 1,5 veces más que en los caminos secos.

Las distancias de parada y frenado

La distancia de parada depende de:

  1. El tiempo de reacción del conductor (entre 1/2 y 1 segundo).
  2. La velocidad del vehículo.
  3. Adherencia (carretera seca o mojada).