La mecánica del vehículo

Para poder conducir con eficacia y seguridad, hay que conocer el funcionamiento, los elementos y el cuidado del vehículo, ya que la mecánica del vehículo y su correcto uso pueden influir en la circulación en carretera y en evitar cualquier tipo de peligro y accidente. También hay que conocer qué tipo de averías pueden surgir y cuándo hay que llevar el vehículo al taller.

Resumen :

Los neumáticos

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes del vehículo, y los que más hay que cuidar. Son los elementos que permiten un desplazamiento estable, seguro y confortable ya que son el único contacto del suelo con el vehículo y mantienen su adherencia del vehículo. Por ello, si se te revienta una rueda hay que saber como cambiarla, al igual que mirar el dibujo neumático, que debe ser superior a 1,6 milímetros. También, siempre hay que revisar la presión del neumático y el equilibrado de las ruedas, porque ambos pueden llevar a un desgaste irregular de la llanta y causar un peligro.

Una rueda reventada

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Los frenos

El freno es el elemento del vehículo que lleva a reducir la velocidad del vehículo y detenerlo completamente. Es esencial conocer el uso correcto de los frenos; frenar con eficacia significa aplicar la fuerza y el ritmo necesario para que no se bloqueen las ruedas o se produzcan frenazos bruscos. Para eso, hay que saber que hay que frenar de manera suave y progresiva y con suficiente tiempo, que no se debe abusar de ellos, y la frenada se debe adaptar al estado del suelo. 

Hay distintos tipos de frenos: de disco, tambor o de mano. Y para asegurarse que los frenos, de cualquier tipo, están en buen estado, hay que revisar que el líquido de frenos esté a buen nivel, que el pedal de los frenos funcionen bien y que el sistema de suspensión esté en buen estado.

Freno siendo accionado.

El derrape es el efecto que se produce cuando el conductor pierde el control del vehículo y las ruedas pierden la adherencia sobre el pavimento y el vehículo se desplaza lateralmente. Es muy peligroso y hay que saber qué puede causarlo, como, por ejemplo, el uso inadecuado de los frenos o el acelerador y una velocidad inadecuada o excesiva.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

El motor

El motor es la máquina que convierte el combustible en energía y la transforma en calor y movimiento, es decir, es el elemento que hace que el vehículo funcione. Hay cuatro tipos de motores que pueden tener los vehículos: motor de explosión, que usa gasolina como combustible; de combustión, que utiliza diésel como combustible; diesel, que usa gasoil y el eléctrico.

El motor del vehículo.

Los testigos del coche

Los testigos del vehículo son las luces y agujas en el tablero de instrumentos donde se indica el funcionamiento del automóvil. Las funciones de estas luces y agujas son avisar de varias funciones del vehículo, como que el freno de mano está accionado, que algún sistema, como el eléctrico, tiene deficiencias, de cuál es el nivel de gasolina, y otras acciones que toma el vehículo.

Tablero de instrumentos.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !