El telepeaje es una de las opciones que más está creciendo en los últimos años como forma de entrar en las vías de pago que están repartidas por todo el país. Su ventaja es muy sencilla: no hay que parar para hacer el pago del servicio porque este se lleva a cabo de forma automática con un dispositivo electrónico que puede estar instalado en el vehículo.

Pero, por eso mismo, es conocer de antemano que se está entrando en una zona de telepeaje, algo que se notifica con la señal que vamos a ver a continuación.

Índice de contenidos:

Peaje

¿Cómo se presenta la señal?

Esta señal debe ser reconocible desde bastante distancia por los conductores. El motivo es que si no se cuenta con el dispositivo electrónico para pagar el peaje, habrá que escoger otra opción, que normalmente serán los carriles de peaje convencionales que suelen tener puestos físicos de pago.

Por eso, además de la señal de peaje tradicional, en los carriles que conducen al telepeaje se integra otra señal que hace referencia a este tipo de pago.

Esta señal se presenta como un cuadrado o un círculo, luego veremos las diferencias de significado entre estas dos formas de la señal, pintado con un fondo completamente azul. Sobre el mismo se plasmará un pictograma que tendrá forma de T.

Una vez que se vea esta señal, se sabrá que se está en una vía en la que el telepeaje es o bien una posibilidad o una obligación. A esto hacen referencia las diferentes formas que antes expresamos de la señal.

Si esta es cuadrada, expresa que la vía tiene la posibilidad de que se realice el pago mediante telepeaje, pero que también se pueden usar otras opciones para cumplir con la obligación de pago.

Sin embargo, si la señal es redonda, entonces solo estará disponible el telepeaje, por lo que no cabrá otra posibilidad que esta para que se paguen las cantidades necesarias para poder circular por esta carretera.

Señal de telepeaje disponible

Señal de sólo telepeaje

Saltarse el telepeaje

Las vías de telepeaje no suelen contar con barreras físicas como otros peajes, por lo que son muchos los conductores que pueden llegar a tener la tentación de saltarse los controles de pago y circular por ellas sin realizar abono alguno.

Sin embargo, que no cuenten con barreras no significa que no existan controles para los vehículos que se internan en estas vías. La mayoría de estas carreteras cuentan con sistemas de vigilancia que reconocen los vehículos que han efectuado el pago y los que no.

En el último caso, se puede llegar a emitir una sanción económica que, al menos, solicite el importe de los abonos que no se han realizado en el peaje, por lo que los conductores que decidan saltarse estos controles tendrán que terminar pagando de igual forma.

formación de conducción
Teórico
online gratuito