La velocidad

Resumen :

¿Qué es la velocidad?

La velocidad es una una unidad que mide la distancia que recorre un objeto por unidad de tiempo. Es relación con los vehículos, si decimos que van a 50 km/h, quiere decir que recorren 50 kilómetros en una hora. Es imprescindible conocer el significado, el impacto y la importancia de la velocidad en relación con la conducción, ya que en cada tipo de carretera hay límites distintos y es un factor que puede causar muchas accidentes si no se conduce dentro de dichos límites.

La velocidad en la carretera.

La velocidad en los accidentes

La velocidad es lo que se llama un factor de riesgo en la vía, es decir, participa en un gran número de accidentes (el 20%). Los conductores que circulan a velocidades inadecuadas (ya sean altas o bajas) pueden ser un peligro para los conductores y peatones en la vía e incluso llegar a causar accidentes graves.  

Junto a respetar los límites de velocidad establecidos, los conductores deben siempre adaptar la velocidad, ya sea reduciéndola o aumentándola, a las circunstancias de la vía, las especificidades del vehículo y sus propias condiciones en el momento.

Los conductores deben conducir a una velocidad adecuada, para poder controlar el vehículo a tiempo ante cualquier peligro o situación inesperada. Si se circula a una velocidad demasiado alta, es más difícil manejar y detener el vehículo.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Velocidad inadecuada

Conducir a una velocidad inadecuada es como se llamar a conducir a una velocidad temeraria que pone en peligro la circulación. Velocidad inadecuada es lo mismo que velocidad excesiva, aunque ir a una velocidad inadecuada también puede ser ir por debajo de la velocidad mínima obligatoria.

Límites de velocidad

Como hemos dicho anteriormente, los límites de velocidad son distintos dependiendo del tipo de vía en que se circule. También varían dependiendo del vehículo que sea.

Límites de velocidad en poblado

En poblado el Reglamento General de la Circulación establece un límite máximo genérico de 50 km/h. Este límite se reducirá en calles residenciales a 20 km/h en zonas de 30, y en general en cualquier vía o tramo de vía frecuentado por usuarios más frágiles (mayores, niños, impedidos, etc) y en calles que por su estrechez tráfico u otras circunstancias aconsejen disminuir el límite con señalización específica.

Límites en las carreteras de doble sentido

El límite establecido para coches en este tipo de vías fuera de poblado es de 90 km/h. La peligrosidad de circulación en sentido contrario en la misma calzada hace que se debe extremar la precaución y en algunos tramos sin visibilidad suficiente, curvas, cambios de rasante, intersecciones se rebaje la velocidad notablemente con las correspondientes señales de prohibición.

coche autoescuela
Carnet
50% más barato !

Límites en las autovías y autopistas en las zonas urbanas

En autopistas o autovías urbanas el límite máximo establecido con carácter general es de 80 km/h.

Estos límites pueden ser aumentados o disminuidos mediante las correspondientes señales por el titular de la vía, las demás normas de circulación serán las mismas que se aplican en autopistas o autovías fuera de poblado para todos los vehículos.

Límites de velocidad en las autopistas

Circulando por autopistas o autovías fuera de poblado la velocidad máxima establecida para conducir en España es de 120 km/h. La velocidad es un factor de riesgo importante, por ello, numerosos estudios ratifican que la moderación de la velocidad es un factor importante a la hora de sufrir un accidente y las consecuencias sobre nuestro organismo.

Distancia y velocidad

La distancia y la velocidad tienen mucha relación a la hora de conducir, tanto en la separación entre vehículos como los kilómetros recorridos con distintos vehículos.

Velocidad y su impacto en las accidentes.

Lo más importante que tienen que tener en cuenta los conductores sobre la relación entre estos dos conceptos es la separación entre vehículos. Ésta es los metros que hay que dejar entre los vehículos que circulan delante, detrás y los laterales de cada vehículo. Es necesario dejar una distancia de seguridad mínima para no chocarse en caso de detención repentina y realizar giros o adelantamientos con seguridad, sobre todo si se va a velocidad elevada.

Se pueden distinguir tres fórmulas que ayudan a entender la relación entre la distancia y la velocidad:

  • Distancia de reacción: el tiempo que tarda un conductor desde que se da cuenta del peligro hasta que reacciona, por ejemplo pisando el freno.
  • Distancia de frenado: la que se recorre desde que se frena o se pisa el pedal de freno, hasta que el vehículo se detiene completamente.
  • Distancia de detención: la suma de la distancia de reacción más la distancia de frenado.