¿Cuáles son las zonas de incertidumbre en la conducción?

siempre como estando rodeados por una zona que llamaremos de incertidumbre. Esto es así por tratarse esta de un área de proximidad en la que será imposible poder responder de forma correcta a los movimientos que haga ese usuario.

Es decir, la zona de incertidumbre marca el límite en el que un movimiento inesperado por parte del usuario de la vía puede convertirse en peligroso para los demás en el caso de que no se hayan mantenido las medidas de seguridad oportunas para poder hacerle frente.

Resumen :

Situar el espacio de incertidumbre

Para localizar la zona a la que nos estamos refiriendo solo hay que poner la vista en cualquier vehículo o peatón que veamos e imaginar que se encuentra rodeado por un espacio en el que sus movimientos pueden ser tan rápidos que no dé tiempo material a responder a ellos en el caso de estar demasiado cerca.

Este espacio se sitúa delante, detrás y a los costados de coches, motos, viandantes y de cualquier otro tipo de vehículo con o sin motor que se encuentre utilizando una vía en un momento determinado. Es fácil entender el peligro que puede llegar a suponer invadir esta zona que siempre se debe respetar en cualquier caso.

Así, solo hay que imaginar que se está marchando detrás de un vehículo sin guardar ni la más mínima distancia de seguridad y que este tiene que realizar un frenado de emergencia por cualquier motivo. Como hemos invadido esa zona de incertidumbre a la que nos estamos refiriendo, no habrá tiempo para reaccionar de forma adecuada y, por lo tanto, el accidente está completamente asegurado.

Moto con zona de incertidumbre

El respeto de la zona de incertidumbre

Como venimos diciendo, esta zona debe ser vista como aquella que bajo ningún concepto se debe invadir. El motivo es que cualquier movimiento inesperado de un vehículo dentro de ella hará que el usuario que invada la de otro no pueda reaccionar a tiempo de ninguna forma.

En este sentido, lo más importante aquí es no perder nunca de vista la importancia que tiene siempre guardar la distancia de seguridad. Esta excede con mucho la zona de incertidumbre, pero también incluye a esta última y está pensada para que los conductores tengan tiempo suficiente para reaccionar ante cualquier acción que lleven a cabo el resto de usuarios de la vía.

Respetar esta distancia salva vidas y evita un buen número de accidentes, y es que la mayor parte de los accidentes que se registran en las carreteras tienen como desencadenante el no guardar la distancia aconsejada por la DGT a la hora de circular junto a otros vehículos.

Ahora bien, es en ciudad donde se hace más complicado poder guardar las distancias necesarias para no invadir en ningún caso el área de incertidumbre del resto de vehículos. 

Aquí los consejos van desde circular manteniendo siempre las velocidades máximas marcadas por la DGT, que tienen su máximo en 50 km/h, como hacer un uso responsable de las distancias intentando en la medida de lo posible no circular demasiado cerca del resto de vehículos.

formación de conducción
Teórico
10 veces más barato !