Clases teóricas

Para aprobar el examen de teoría general (D.G.T.), los candidatos al examen del código de circulación deben estar familiarizados con los 12 temas del código de circulación sobre los que se les harán preguntas al final de su formación en la autoescuela (como la señalización, el conductor, otros usuarios de la vía, etc.).

Introducción y conceptos

Se puede distinguir entre el conductor, el que conduce un vehículo de cualquier tipo, y el peatón, que discurre por la vía. Un vehículo es cualquier aparato apto para circular por las vías o terrenos en los que se aplica la Ley de Tráfico (como un turismo, un camión, una motocicleta, etc.).

Los vehículos discurren por las vías, que pueden ser de distintos tipos (rectas, curvas, etc.) y están formadas por estos elementos:

Un conductor tiene que llevar una documentación determinada en el vehículo, para poder circular:

  • Tarjeta de la ITV.
  • Permiso de circulación.
  • Seguro obligatorio.

El propio conductor tendrá su permiso de conducción, que permite conducir un tipo específico de vehículo con unas características determinadas. El necesario para conducir sólo turismo es el B, y se basa en un sistema por puntos. A medida que se van cometiendo infracciones, se van restando puntos del permiso, hasta llegar a cero.

La vía y la prioridad de paso

Según el tipo de vehículo se necesitará un permiso de conducción u otro, y que hay otros usuarios que participan en el escenario del tráfico. Por eso, es necesario que los futuros conductores conozcan las diferentes normas que deben observar cuando pasen por delante de otras categorías de usuarios de la carretera, ya sea:

  • Peatones, a los que los conductores deben dar el derecho de paso si desean cruzar una calle.
  • Ciclistas, que se benefician de instalaciones específicas como candados para bicicletas y carriles/sendas para bicicletas.
  • Motorizados de dos ruedas, que pueden sorprender a los conductores colándose entre las líneas de los coches.
  • Vehículos prioritarios, que están equipados con una luz azul intermitente y una señal audible, que se activan cuando están en misión
  • Vehículos de grandes dimensiones, que son muy difíciles de pasar para los conductores, quienes deben tener cuidado al hacer esta maniobra.
  • Transporte público, que puede beneficiarse de carriles reservados.

Señalización

El orden de prioridad entre las señales

El orden de preferencia de las señales. (1) Señales y órdenes de los agentes de circulación. (2) Señalización circustancial. (3) Semáforos. (4) Señales verticales. (5) Marcas viales.

Marcas viales

Las marcas viales incluyen toda la información presente directamente en el pavimento, y que proporcionan información útil como:

  1. Líneas longitudinales, que pueden ser continuas o discontinuas, y que permiten separar los distintos carriles de circulación.
  2. Líneas de borde de la calzada, que crean una separación entre los arcenes y la propia calzada.
  3. Flechas, que indican las direcciones asociadas a cada carril de tráfico.
  4. Líneas transversales, que indican dónde ceder el paso y deternos  (STOP, Ceda el paso, semáforos), dónde cruzar (pasos de peatones), etc.

Señales verticales

La señalización vertical incluye las diferentes señales, pero también señales de balizamiento.

Las señales están presentes en todas partes de la red de carreteras. Es importante saber interpretarlas rápidamente para entender su mensaje y adaptar el comportamiento.

Señalización vertical: significado de los signos

Pueden ser de varias formas, incluyendo:

  • Triangular (peligro).
  • Redondo (prescripción).
  • Cuadrados (indicación).
  • Flechas (dirección).
Los diferentes colores de los paneles

También pueden ser de diferentes colores:

  • Rojo (prohibición o peligro).
  • Azul (obligación o indicación).
  • Amarillo (por obras).
  • Verde o marrón (diferentes tipos de lugares).

Los diferentes símbolos de los signos

Pueden incluir diferentes símbolos para especificar los peligros, requisitos e indicaciones que se proporcionan.

Velocidad

Los conductores deben ser conscientes, a través de su formación, de las diferentes limitaciones que se aplican según el tipo de vía en la que circulan.

Limitaciones en vías dentro de poblado

  1. 20 km/h para las calles residenciales.
  2. 30 km/h para zonas de 30 km/h
  3. 50 km/h en el resto de las calles (y en todas las vías en caso de visibilidad de menos de 50 metros).

Limitaciones en vías fuera de poblado

  • 80 km/h en carreteras de doble sentido (excepto en las franjas horarias de adelantamiento, donde está limitado a 90 km/h).
  • 110 km/h para carriles divididos (100 km/h en caso de precipitaciones).
  • 130 km/h para las autopistas (110 km/h en caso de lluvia).

Límites de velocidad en las autopistas

Además de aplicar lo que han aprendido durante su formación, los automovilistas deben asegurarse de que evalúan su velocidad y la adaptan a su entorno de conducción (tráfico pesado, configuración de las carreteras, obras y otros riesgos, etc.) a fin de reducir su distancia de frenado (que es de 12 metros a 50 km/h y de 83 metros a 130 km/h).

Realizar maniobras

Los conductores deben cumplir una serie de obligaciones cuando conducen. En particular, deben saber posicionarse correctamente en la calzada (en el carril más alejado a la derecha de la dirección deseada, excepto cuando se trate de adelantar), y deben acordarse de realizar controles visuales y usar correctamente sus indicadores antes de cambiar de dirección, tal como dicen las normas.

El conductor

De los tres factores que intervienen en la circulación: conductor, vía y vehículo, el conductor es el más importante porque decide cómo actuar respecto a los otros factores y porque está obligado a adaptarse al vehículo, a la vía y al entorno.

Todos los vehículos en movimiento que circulen por las vías, públicas y privadas abiertas al tráfico, necesitan un conductor que esté en las mejores condiciones posibles para circular con seguridad y eficacia.

Los conductores pueden estar afectados por la fatiga, las distracciones o la ingesta de sustancias (alcohol, drogas, medicamentos). El conductor siempre debe ser consciente de sus límites y no debe conducir si en un momento determinado no se encuentra en el mejor estado para hacerlo.

El vehículo y la seguridad

¿Cómo funcionan los coches?

Los coches son vehículos complejos, compuestos de un gran número de piezas. Es esencial para los conductores saber qué papel juegan los principales componentes de su coche. No sólo necesitan tener una visión clara y precisa del funcionamiento del motor, sino que también deben centrarse en ciertos elementos que les proporcionan información sobre el estado de su coche y su capacidad para desplazarse (salpicadero, ruido del motor, etc.).

Mantenimiento y reparación de vehículos

Los conductores no sólo deben saber cómo funciona su coche, sino que también deben ser capaces de mantenerlo correctamente:

  • Mirando regularmente la condición de la mecánica y los neumáticos.
  • Llevando a cabo algunas operaciones de resolución de problemas sin complicaciones por sí mismo.
  • Conduciendo el coche a un centro autorizado a tiempo para someterlo a una inspección técnica
  • Ajustando correctamente a los pasajeros menores de edad.
  • Llevando el cinturón de seguridad puesto.

Saber cómo instalar correctamente a los niños

Los niños son pasajeros por derecho propio y se benefician de equipos de protección especialmente adaptados a sus necesidades. En efecto, al ser más frágiles que los pasajeros adultos y estar más expuestos a riesgos tras una colisión, es imperativo que se les proteja mediante:

  • Asientos aprobados y adaptados a su edad, peso, etc.
  • El uso del seguro para niños, que evita que las puertas traseras se abran desde el interior.

Como el conductor es responsable penalmente de los menores que lleva consigo, le corresponderá pagar la multa en caso de incumplimiento de las normas de tráfico.

Nuevas ayudas tecnológicas

Al conducir un vehículo, los usuarios no deben descuidar la protección del propio vehículo. De hecho, es el coche el primero en ser afectado en caso de accidente de tráfico, pero también es el coche el que debe proporcionar la máxima protección a los pasajeros. Por eso se han hecho muchos esfuerzos para equipar los coches con ciertas tecnologías como:

  • Las ayudas para la frenada de emergencia, como el ABS y el BAS, que deben interpretar la urgencia de la necesidad de frenar en relación con la acción del conductor sobre el pedal de freno.
  • Ayudas de conducción, como el ESP, que corrige automáticamente la trayectoria del coche en las curvas.
  • Otras ayudas a la conducción generalmente basadas en tecnologías de confort, como el GPS.

Accidentes

Proporcionar primeros auxilios a las víctimas de accidentes

El candidato debe aprender diferentes reglas a seguir y las acciones a tomar en caso de colisión, ya que los primeros segundos son decisivos para la vida de la víctima. Por lo tanto, tendrá que:

  • Proteger el área del accidente activando las luces de aviso de peligro de los coches parados y estableciendo un triángulo de aviso.
  • Evaluar el estado de las víctimas comprobando visualmente su estado de conciencia.
  • Alertando a los servicios de emergencia, identificándose, localizando el lugar del incidente y detallando el estado de salud de las víctimas y los riesgos de un accidente excesivo
  • Proporcionar los cuidados necesarios a las víctimas sin riesgo de agravar su estado.

Tendrá que seguir la regla PAS:

  • Proteger el lugar para evitar un nuevo accidente.
  • Avisar al 112.
  • Socorrer a los heridos.
coche autoescuela
Carnet
50% más barato !