¿Cuáles son las tasas de la DGT que hay que pagar?

Cualquier actividad que se lleve a cabo con la DGT será objeto de unas tasas imponibles cuyo precio está determinado de forma pública y varía anualmente. Estas tasas, especialmente en el caso de tener que hacer exámenes teóricos y prácticos con el objeto de conseguir una licencia, tienen unas condiciones muy especiales que los usuarios del servicio deben conocer atentamente.

Resumen :

Las tasas de los exámenes de conducir

La tasa para presentarse a tres convocatorias de examen o para acumular dos suspensos seguidos es de 93,12 euros, un precio regulado de forma oficial. Ahora bien, hay casos en los que se debe añadir una tasa suplementaria si se acude a un centro que no pertenezca a la Jefatura Provincial de Tráfico como sucede en algunas ciudades.

De lo que sí se puede hablar es de otros aspectos relacionados con las tasas que no suelen cambiar con el tiempo. Por ejemplo, las condiciones de examen a las que da derecho el pago de las tasas mencionadas. Además, este es uno de los aspectos más importantes y de los que más dudas causa entre los usuarios que quieren obtener un carnet.

Por regla general, en licencias como la B, un único pago de tasas da derecho a presentarse tres veces a los exámenes teóricos y prácticos. Ahora bien, estas tres oportunidades no se acumulan en una misma prueba. Es decir, es posible realizar dos veces el teórico o dos veces el práctico, pero no será posible con el mismo pago de tasas realizar tres veces el mismo examen.

Por lo tanto, el pago de las tasas DGT da derecho a, como máximo, dos oportunidades en un mismo examen en caso de que se produzca un suspenso y haya que repetir una de las pruebas. Esta norma suele ser de aplicación similar para el resto de exámenes que la DGT ofrece.

formación de conducción
Teórico
10 veces más barato !

Otros aspectos importantes

En primer lugar, hay que saber dónde se deben pagar las tasas. Estas se pueden satisfacer de forma telemática en la web dispuesta por la DGT o en alguna de las oficinas de esta misma entidad. En este último caso, la organización recuerda que no se aceptan pagos en metálico, por lo que se deberá completar el proceso con otro tipo de método de pago.

Al margen de lo anterior, presentarse al carnet tiene una serie de pasos previos que también generan gastos, aunque estos no son responsabilidad directa de la DGT. Hablamos, por ejemplo, del pago del certificado médico que es obligatorio para poder obtener la licencia de conducir e incluso para presentarse al examen correspondiente.

Asimismo, los conductores que ya tengan el carnet en su poder no estarán libres de tener que volver a realizar pagos de tasas. Estas se deberán satisfacer con cada renovación obligatoria de la licencia de conducir siguiendo los mismos canales que se usaron para pagar las tasas la primera vez.

formación de conducción
Teórico
10 veces más barato !